Cada vez más mujeres de entre 18-25 años se suman al voluntariado

Las mujeres jóvenes son el colectivo que más ha crecido en el voluntariado de San Juan de Dios en España

El Voluntariado de San Juan de Dios cuenta en España con más de 4.500 personas voluntarias que apoyan la labor social y sanitaria en los 80 centros de la Orden Hospitalaria repartidos por la geografía española, donde se atiende a cerca de 2 millones de personas al año. Estas personas voluntarias, además, realizan un itinerario formativo dentro de San Juan de Dios para poder prestar su colaboración de manera adecuada y efectiva, dependiendo del ámbito y colectivo con el que desarrollan su labor.

Para Carmen Prieto, que es voluntaria en la Obra Social ‘Hermano Bonifacio’ del Hospital San Juan de Dios de Córdoba: “La experiencia me está ayudando a desarrollarme como persona y a entender mejor la difícil situación por la que atraviesan actualmente muchas familias y poder empatizar con ella”. Carmen es, además, enfermera en el centro cordobés y asegura que la experiencia del voluntariado le permite “dar lo mejor de mí para hacer feliz a los demás”.

Prieto forma parte del voluntariado social, que es uno de los muchos tipos que ofrece la Orden Hospitalaria y que incluye también voluntariado hospitalario, de salud mental, discapacidad intelectual, infancia, personas sin hogar, personas mayores, migraciones y cooperación internacional. Dentro de este marco diverso el 48% del voluntariado desarrolla tareas de apoyo en los servicios de los centros, tanto en las áreas terapéuticas como con talleres o actividades lúdicas y de ocio y tiempo libre. Otra parte importante del voluntariado, el 34%, interviene en acciones de acompañamiento y de soporte emocional. Una labor esencial que no solo beneficia a la persona enferma, sino también a sus familiares, en el caso de los programas de respiro familiar, por ejemplo. Además, hay voluntarios que colaboran en otras acciones de sensibilización y obra social, sin estar en contacto directo con los usuarios y usuarias de los centros.

Las nuevas incorporaciones son más jóvenes

Tal y como explicó Gracia Polo, directora de Voluntariado de San Juan de Dios, “para hacer el bien, bien hecho, como le gustaba hacer las cosas a San Juan de Dios, además de tiempo y motivación hay que conocer la misión de la institución en la que se colabora y formarse, para que las personas vulnerables puedan beneficiarse de ese tiempo que regalan los voluntarios”. Además, Polo destacó que en San Juan de Dios el perfil del voluntariado está cambiando desde la pandemia, ya que cada vez hay más gente joven comprometida que quiere colaborar altruistamente, con la voluntad de mejorar la sociedad.

Esta nueva tendencia se relaciona con las Jornadas de Sensibilización que se celebran realizando en centros universitarios y en escuelas, a través del Programa Educa SJD. Una iniciativa de sensibilización dirigida a los colectivos educativos de distintas edades. Polo también afirmó que “La mayoría de nuestro voluntariado lo siguen componiendo mujeres, que suponen actualmente el 70%, y desde edades más tempranas”.

San Juan de Dios contó con seguidores desde el comienzo de su labor social en Granada hace casi 500 años, y desde entonces el voluntariado siempre ha estado presente en la Orden Hospitalaria aportando tiempo, energía y motivación. Actualmente el Voluntariado de San Juan de Dios suma más de 400.000 horas de actividad al año, y recibe más de 23.600 horas de formación. Esto se debe a que para la institución el voluntariado es fundamental, aportando un plus de calidad y calidez, y por ello lo acoge, acompaña y forma.

Campaña ‘Y vosotros pensando que solo eran voluntarios’

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Voluntariado el 5 de diciembre, San Juan de Dios lanza toda esta semana en redes sociales la campaña ‘Y vosotros pensando que solo eran voluntarios’. Una iniciativa que pone en valor el voluntariado a través de cuatro perfiles reales, como ejemplo de una sociedad comprometida con las personas vulnerables y el valor de la solidaridad en un sentido profundo.

Según afirma Naciones Unidades en su Informe sobre el estado del voluntariado 2022, titulado Crear sociedades igualitarias e inclusivas, “el voluntariado abre vías inéditas de participación basada en los derechos. Por eso, añade que las formas en que los voluntarios y voluntarias y las autoridades estatales interactúan, colaboran y se alían son indispensables a fin de alcanzar la Agenda para el Desarrollo Sostenible de 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Concretamente en San Juan de Dios, el voluntariado es un agente de transformación social y lucha contra las desigualdades, que no conoce fronteras, ya que la Orden también trabaja en cooperación internacional, y que impulsa nuevas soluciones a problemas actuales. Ejemplo de ello es su participación en el programa de acompañamiento frente a la soledad no deseada de las personas mayores, un tema que ha cobrado especial relevancia desde la pandemia de COVID-19.