El Hospital San Juan de Dios pone en marcha una consulta de psiquiatría perinatal

La doctora Raquel Carmona estará al frente de la nueva consulta de psiquiatría perinatal

El Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha puesto en marcha una consulta de psiquiatría perinatal cuyo objetivo es apoyar a las mujeres que presentan trastornos psiquiátricos prevalentes durante el embarazo y hasta un año después del parto. Abarca tanto las enfermedades específicas del postparto _como la depresión postparto y la psicosis puerperal,_ como otros trastornos psiquiátricos que puedan ocurrir en esta etapa.

El director gerente del centro, Horacio Pijuán, destaca que este servicio viene a reforzar la apuesta por el cuidado integral que se ofrece a la mujer en todo el proceso del embarazo, parto y postparto desde el área materno infantil del San Juan de Dios. “Esta consulta, completa la atención que se realiza a las madres y permite desarrollar un campo de la psiquiatría que cada vez está cobrando mayor relevancia en la sanidad española”, subraya.

La salud mental perinatal se orienta a la detección y tratamiento precoz de la psicopatología materna en torno a la gestación, parto y puerperio, así como a su efecto en el recién nacido y en la interacción vincular.

En este sentido, la doctora Raquel Carmona, psiquiatra especialista responsable de esta consulta explica que “aunque el embarazo es un momento emocionante, cargado de ilusión y esperado para muchas mujeres, conlleva un elevado grado de vulnerabilidad para las mismas”. Según resalta, hay suficiente evidencia científica que demuestra la complejidad de los procesos psíquicos que se dan durante el embarazo y el postparto y que pueden conllevar el incremento de dicha vulnerabilidad, provocando algunos trastornos mentales “que de no ser tratados pueden impactar muy negativamente en el desarrollo de los bebés y en la relación vincular, con consecuencias a corto, medio y largo plazo”, apunta.

Además de actuar cuando ya existe el problema, este servicio actúa también desde la prevención, ayudando a mujeres que han padecido un trastorno mental perinatal con anterioridad, ya que tienen más probabilidad de que este se repita en un nuevo embarazo. Asimismo, la doctora Carmona afirma que “no nos olvidamos del seguimiento de las gestaciones en las que las mujeres saben que sus embarazos no llegarán a término; embarazos de hijos con enfermedades severas ya diagnosticadas o aquellas mujeres que pierden a sus bebés antes de que nazcan. El acompañamiento respetuoso al duelo es otro de los servicios que prestamos”.

A este respecto, esta nueva consulta trabajará de manera coordinada con la Unidad de Acompañamiento al Duelo con la que cuenta el Hospital cordobés, con el objetivo tal y como refiere Raquel Carmona de “seguir cuidando de las madres que pueden criar a sus hijos y aquellos que no han tenido oportunidad de ello”.

 

Atención global hacia la maternidad

Para la doctora Raquel Carmona “la salud mental perinatal es un buen engranaje para el resto de las especialidades que se desarrollan en el área materno-infantil. Entre todos abordamos de manera integral una etapa de mucha importancia en la vida de la mujer. Los trastornos emocionales también tienen repercusión en la patología física, por lo que el cuidado integral de estos aspectos va a favorecer embarazos y partos sin complicaciones añadidas, y crianzas sanas, que evitarán problemas futuros”.

Aunque inicialmente la consulta va dirigida a la mujer de manera específica, también se tiene muy en cuenta al padre o la pareja de la mujer. Es muy importante que los padres estén incluidos en todos los procesos desde la etapa prenatal, embarazo, parto, postparto y la crianza temprana. Si finalmente se observa psicopatología en el padre del bebé, también se le ofrecería una consulta individual.

 

El área materno infantil

El área materno infantil del Hospital San Juan de Dios de Córdoba comenzó a funcionar en septiembre de 2016. Desde entonces, ha ido incrementando sus servicios y se ha consolidado como referente de esta especialidad en la provincia. Solo en 2021 atendió 1.146 nacimientos.

Esta unidad presta una atención integral a la mujer desde su embarazo hasta el momento del parto, e incluso una vez se ha producido este, dándole un papel activo a la madre en todo momento y convirtiéndola en máxima protagonista de todo el proceso, sin descuidar el apoyo o atenciones que puedan necesitar quienes la acompañen a la hora de dar a luz.

Para hacerlo posible se cuenta con un equipo multidisciplinar y la última tecnología, que incluye los más modernos medios de diagnóstico prenatal y atención directa, sin olvidar una atención humanizada al parto, que también se traslada a la unidad neonatal que fomenta aspectos como como el contacto piel con piel, la lactancia materna, o ‘puertas abiertas’ para los padres las 24 horas.

Esta unidad también incorpora una bañera de dilatación, que puede ser utilizada para aquellas mujeres que lo deseen en su trabajo de parto y un servicio de hospedería para facilitar la estancia de los padres que tengan a sus bebés ingresados y son de fuera de la ciudad.