La Obra Social 'Hermano Bonifacio' distinguida por la Fundación Magtel por su actividad durante la pandemia

El Hospital San Juan de Dios ha sido distinguido por su labor solidaria durante la pandemia.

La Obra Social 'Hermano Bonifacio' del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha sido reconocida por la Fundación Magtel, junto a una treintena de entidades sociales, por la labor que ha desempeñado durante la pandemia de la COVID-19.

El acto, denominado “Gracias por estar”, que se ha celebrado en el salón de actos del rectorado de la UCO, ha puesto en valor el trabajo realizado a partir del comienzo de la campaña 500 Solidarios, que se inició en abril de 2020, y que vino originada por la reorganización de los programas de acción social de la Fundación a raíz de la COVID-19.

Con esta iniciativa, la Fundación no solo ha trabajado para atender con sus recursos una situación de emergencia sanitaria, sino social en su más amplia acepción dado el impacto de la pandemia.

Así, se puso en marcha un sistema estructurado de donaciones semanales de alimentos y bienes de primera necesidad a las entidades sociales de ayuda directa a las personas en situación o riesgo de exclusión. En concreto, más de 72.000 euros han sido destinados hasta el momento a esta campaña solidaria.

Actividad de las asociaciones durante la pandemia

La presidenta de la Fundación, Auxiliadora López Magdaleno, ha resaltado el sentido de reconocer a las entidades por su actividad durante la pandemia y agradeció a todas “su labor, esencial para tantas personas en unos momentos muy difíciles”. De la misma manera, destacó el papel clave de los voluntarios y recordó el origen de la campaña 500 Solidarios en los momentos de mayor incertidumbre. “Esta iniciativa fue creciendo con la colaboración de todas las entidades a las que hoy queremos dar las gracias”.

El segundo, fue dedicado al voluntariado y contó con Carmen Quero, de Cáritas, José María López, de la Obra Social Hermano Bonifacio del Hospital San Juan de Dios y Antonia Palacios, de Magtel. Finalmente, y en representación de todas las entidades reconocidas, intervino Eduardo García, de la Fundación Prolibertas.