Mercadona inicia su colaboración con la Obra Social 'Hermano Bonifacio'

Mercadona y el Hospital San Juan de Dios de Córdoba firman un convenio de colaboración para la Obra Social

Mercadona ha iniciado su colaboración con la Orden Hospitalaria San Juan de Dios de Córdoba con la entrega diaria de productos frescos y de cercanía para destinar a las personas y familias atendidas desde la Obra Social ‘Hermano Bonifacio’.

La directora de Responsabilidad Social de Mercadona en Andalucía, Laura Cruz, ha señalado que “la compañía, en su firme compromiso de estar al lado de los colectivos más desfavorecidos, intensifica su Modelo Responsable colaborando con los bancos de alimentos, comedores y otras entidades sociales de Córdoba, provincia en la que ha donado a lo largo de 2021 más de 140 toneladas de alimentos lo que equivale a 2.344 carros de la compra. Desde Mercadona perseguimos un único objetivo: hacer lo que haga falta para dar respuesta a las necesidades de las personas más vulnerables más aún en la coyuntura actual”.

La Obra Social ‘Hermano Bonifacio’ del Hospital San Juan de Dios de Córdoba atiende a personas en riesgo de exclusión social que llegan derivadas de los Servicios Sociales Municipales del Ayuntamiento de Córdoba, mediante diversos programas destinados a dar respuesta a necesidades de alimentación, vestimenta, asesoramiento laboral o específicas de los menores, entre otros.

Para el Hermano Isidoro de Santiago, Superior del centro, quien se mostró agradecido por esta iniciativa, la colaboración con la cadena de supermercados “permitirá llegar a más familias y reforzar el compromiso de la Orden de estar al lado de los más vulnerables, prestarles una atención integral y contribuir a mejorar su calidad de vida”.

Una política de acción social sostenible integrada en la estrategia de RSE de Mercadona

Uno de los compromisos que Mercadona mantiene con la sociedad es devolver parte de cuanto recibe de ella. Con este objetivo, se desarrolla el Plan de Responsabilidad Social de la compañía, que atiende el componente social y ético a través de distintas líneas de actuación sostenibles que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido.

 

Junto a la donación de alimentos, Mercadona colabora con 32 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con discapacidad intelectual.

 

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social es la sostenibilidad. Para ello, cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, basado en los principios de la economía circular y enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética, la gestión de residuos, la producción sostenible y la reducción de plástico.

 

En ese sentido, Mercadona, junto con sus proveedores Totaler, trabaja en la Estrategia 6.25 para conseguir en 2025 un triple objetivo: reducir un 25% de plástico, que todos los envases de este material sean reciclables y reciclar todo el residuo plástico. Además, trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y en la mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes.

 

Desde el año 2011 es socio del Pacto Mundial de Naciones Unidas para la defensa de los valores fundamentales en materia de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción.