El CAIT del San Juan de Dios recoge la certificación de calidad nivel Óptimo de la ACSA

El CAIT del San Juan de Dios recoge la certificación de calidad nivel Óptimo de la ACSA

El Centro Infantil de Atención Temprana (CAIT) del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha recogido hoy el certificado de calidad nivel Óptimo otorgado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA). 

El CAIT del centro de la Orden Hospitalaria ha sido el primero de estas características en la provincia de Córdoba que ha conseguido este nivel de certificación, el segundo de los tres niveles previstos por el modelo de calidad de la ACSA (avanzado, óptimo y excelente). Esto exige un alto cumplimiento en estándares asociados al mayor desarrollo de la organización, a los sistemas de información, las nuevas tecnologías y al rediseño de espacios organizativos.

Ocho centros y unidades de la provincia de Córdoba han recibido hoy la certificación de calidad que otorga la ACSA, entidad de evaluación y certificación perteneciente a la Consejería de Salud y Familias cuyos estándares están reconocidos por organismos de acreditación nacional e internacional como la ENAC o la International Society for Quality in Healthcare (Isqua).

El acto de entrega se ha celebrado en el salón de actos del Hospital Universitario Reina Sofía y ha sido presidido por la secretaria general de Familias de la Junta de Andalucía, Ana Carmen Mata Rico, y ha contado con la presencia de la delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella Serrano, del director de la ACSA, José Ignacio del Río Maza de Lizana y de los responsables de los centros certificados. 

Un centro excelente

El (CAIT) del Hospital San Juan de Dios de Córdoba superó el proceso de certificación de calidad con un 85,54 por ciento de grado de cumplimiento global de los 83 estándares que se medían por el organismo regional, lo que lo convirtió en uno de los cinco centros andaluces que obtienen esta consideración, tres de ellos de San Juan de Dios.
 
El informe de evaluación de la ACSA destaca como fortalezas la valoración que las familias realizan del centro en la que destacan “el trato, familiaridad, cercanía y profesionalidad en el desempeño del trabajo. Las familias consideran al centro como un apoyo fundamental para el desarrollo de sus hijos e hijas”. En este sentido, también se pone de relieve la Escuela de Padres como estrategia de apoyo a las familias, así como el papel que juega esta para el CAIT, al considerarse agente activo en la intervención terapéutica de los menores.

Más información al respecto en este enlace

 

¡